25/02/2011

Celebrando 50 años de Rock: Kundalini por Armando Molina ...


Por Beto Cronopio...

Mi gran amigo Armando Molina festeja sus 50 años de carrera en el Rock presentando su disco Kundalini, distribuido por Emi Music y que ya se encuentra disponible en las tiendas MixUp.

Debido al afecto que le tengo, no me considero calificado para hacer una reseña objetiva de su disco, se lo dejo a los expertos. Tan solo diré que tengo la teoría que su tecladista (que también es su director musical) es un ser de otro planeta, muy bueno el tipo; el hecho de meterle metales y flauta le da un sabor muy rico a las rolas (reminisencias del Ritual, Santana y Chicago).

Mucha gente ubica a Armando Molina como el Organizador del Festival de Rock y Ruedas de Avándaro, pero además es un excelente músico, toca el bajo, la guitarra, el piano y canta. También es compositor. Prefiero hacer una muy breve reseña de otras facetas de Armando:

- Formó un grupo llamado "La Máquina del Sonido" y su gran éxito fue la versión en español de la Rola In a Gadda da Vida.

- Además fue editor de las míticas revistas México Canta y Pop, referencia obligada en los 70's.

- Tiene inédito un libro sobre el festival, su título provisonal es: "Avándaro, todo lo que se dijo y no se dijo".

- Produjo muchos discos de rock mexicano por ejemplo los del grupo El Ritual.

- Ha tocado con: Los Shakes, Los Sinners, Los Monjes, Méxiko 13, Rey Dragón, Los Hitters, Roberto Jordan, Los Camisas Negras, Los Jokers, Javier y la "Baby" Bátiz, los Locos del Ritmo, etc.

- Como productor trajo a México a Eric Burdon, Wild Child (el mejor grupo de covers de The Doors), Canned Heat.

- Como productor de T.V. trabajó al lado del psicomago Alejandro Jodorowsky en el programa "Happening a go go ".

- Conoció a la sacerdotisa de los hongos Maria Sabina.

- Asistió a un concierto de Jimi Hendrix en Los Angeles California,

- Entrevistó a algunos jugadores de la Selección de Brasil en los vestidores del Estadio Azteca cuando ganaron la final en el Estadio Azteca en 1970, si, incluyendo a Pelé y conoció la Jules Rimet!!!.

- También es instructor en el Instituto Gnóstico de Antropología.

- Tiene una colección de viniles y memorabilia bastante respetable.

En la actualidad creo que está muy devaluada el término "Grupo de Rock" pero Armando Molina y la Máquina del Sonido toman el micrófono, sus instrumentos y nos dicen: Música con Actitud hecha por el gusto de rockear!!!.

24/02/2011

Tocan a sus fans en lo profundo...


Por: Miguel A. González

(24-Feb-2011)

Con un Auditorio Nacional medio vacío, el sonido de un artista puede encargarse de llenar los espacios restantes, y eso es lo que demostró Deep Purple la noche del martes, ante casi 5 mil 500 personas que, según los organizadores acudieron.

El rock sinfónico y psicodélico del grupo inglés bastó para hechizar los oídos de los asistentes en la primera de dos fechas, y que fue la segunda en abrirse a la venta, ya que el show de anoche sí tendría boletaje agotado.

Desde las 21:05 horas, cuando apareció el quinteto para entregar "Highway Star", los gritos y aplausos del público acogieron a Ian Gillan (voz), Steve Morse (guitarra), Roger Glover (bajo), Don Airey (sintetizadores) e Ian Paice (batería), quienes mostraron sonrisas y devolvieron con alta potencia sonora el recibimiento.

El cantante, de 65 años, interactuó con la audiencia en contadas ocasiones, se movía lentamente y ponía todo su empeño en tratar de alcanzar las notas más altas; además, dosificaba su presencia para dejar paso al lucimiento de sus compañeros en diversos solos, que eran correspondidos con júbilo por los fans.

Pero Gillan no necesitaba más que su voz, sin alardes, para dominar el escenario y atrapar la atención al ritmo de "Maybe I'm a Leo", "Strange Kind of Woman", "Rapture of the Deep" y la reciente "Silver Tongue", entre otras.

"Hola, ¿cómo están? Para nosotros es un placer estar aquí y ver caras felices, gracias", comentó el líder de la formación, y de vez en cuando repetía frases como "los queremos" y "¡fantástico!".

Una veintena de canciones deleitaron a los seguidores del grupo, incluso en pasajes instrumentales y solos ejecutados por Morse, Airey y Glover, y mientras el guitarrista recibía aullidos de euforia por su técnica, el tecladista hizo patente su dominio en el órgano Hammond e incorporaba numerosas melodías clásicas con endemoniada soltura, a veces en la oscuridad del fondo del escenario o bajo destellos púrpuras, azulados y rojizos.

Entre los temas más esperados y coreados de la noche figuraron los que cerraron el concierto, "Perfect Strangers", "Space Truckin'" y "Smoke on the Water", el gran clásico de la banda, mientras precisamente humo surgía del fondo y el vocalista invitó al público a participar...

"¡No se oye, más fuerte!", señalaba.

Todos seguían su indicación, entre ellos la familia Lora al completo, pues Álex y Chela, sentados en una de las primeras filas, incluso salieron en las pantallas del lugar cantando a todo pulmón, como cualquier otro admirador de la banda.

Tras sólo un par de minutos de ausencia, Deep Purple retornó a escena, sin su líder, para ejecutar en el encore "La Bamba" en señal de complicidad con los mexicanos, y, acto seguido, el canto de la multitud se apreció de nuevo en el estribillo de la popular "Hush". Al ritmo de "nah-nah-nah-nah" artista y fans se volvieron uno solo y dejaron felicidad, después, en cada bando.

Cerca de las 22:50 horas, "Black Night" hizo presagiar el final del sueño de rock progresivo, y, al encenderse todas las luces, los músicos agradecieron el favor de los presentes y mostraron satisfacción, que esperan repetir hoy en Monterrey y el domingo en Guadalajara.

Una noche tono púrpura


5500 fans asistieron el martes al concierto

20 canciones interpretaron

5 minutos duraron los solos de Morse y Airey

4 shows tiene Deep Purple en México

19/12/2010

Impone Waters su muro a la guerra ...


El legendario músico presentará el show en el
Palacio de los Deportes
los días 18, 19 y 21 de diciembre


Por: Omar Cabrera

Ciudad de México (14 diciembre 2010).- Roger Waters quiso montar una vez más su espectáculo The Wall, basado en el disco de Pink Floyd publicado en 1979, porque el mensaje de lo innecesario que son las guerras sigue vigente y ahora, resulta urgente.

El músico, quien presentará el show en el Palacio de los Deportes los días 18, 19 y 21 de diciembre, afirmó en una entrevista que los gobernantes del mundo aún mantienen la idea de que para ser poderosos hay que someter a la gente, decirle a quién deben temer y cómo deben actuar.

"Hemos incrementado el número de guerras sin sentido, innecesarias, inhumanas, ridículas. Uno esperaría que fueran desapareciendo, pero no es así, en particular las que mi país (Gran Bretaña) y el país en el que vivo (EU) se han involucrado, especialmente Iraq y Afganistán.

"¿Cuál es el punto con esas guerras? Aquellos que las impulsaron tienen una forma imperial de ver el mundo. Tienen en su agenda que hay que acumular abundancia y poder. Si esa es la agenda, claro que habrá guerras, te importa un carajo que la gente muera o sufra", acusó.

La premisa del disco The Wall (1979) y su ópera rock posterior (1980) era la de un músico que decide levantar un muro para aislarse del mundo por el temor que le tiene.

Pero para su nuevo espectáculo, del cual tiene previsto realizar 75 presentaciones en varios países, Waters afirmó que decidió darle un giro con el que hiciera referencia no sólo a ese músico del primer montaje, sino que fuera un espejo de los países que han tratado de controlar a su gente.

"La historia original de 1979 se podría considerar como una alegoría de la situación política que es muy relevante ahora. Somos controlados por el poder, que nos dice que necesitamos cuidarnos de las malvados que son diferentes a nosotros y nos dice a quiénes debemos temer. Pensé que sería bueno trabajar en ese significado para el show", comentó Waters, quien inició en enero los trabajos para el nuevo montaje.

"La pieza es sobre el temor y la rebelión. Sobre la rebelión contra el miedo. The Wall es sobre un joven temeroso que se separa a sí mismo de otros hombres con un muro porque tiene miedo y le da vergüenza. Para mí esa es una alegoría de la forma que actúan las naciones", señaló en referencia a que países como EU se resguardan en sus fronteras por temor a ser atacados por otros.

Por eso, para el británico, tanto George Bush como Tony Blair, ex mandatarios de EU y Gran Bretaña, respectivamente, deberían estar en la cárcel, pues son los responsables principales de haber destruido cientos de vidas sin razón con su participación en las guerras de Iraq y Afganistán.

Waters dijo que la gente ya es consciente de que sí se puede liberar de los controles políticos de las naciones y que su arma primordial para lograrlo es la comunicación.

"Es posible resistir y la gente lo hace. Mi gran esperanza es que la gente, que ahora que tiene la habilidad de comunicarse a través de las barreras internacionales, lo haga eventualmente a través de las barreras religiosas e ideológicas. Ese cruce de comunicación es en sí un acto de resistencia, porque para los gobernantes es fundamental mantenernos en control, incomunicados", resaltó.

El músico comentó que este intercambio comunicativo, que para él representa una forma de romper las barreras, incluso lo usará en el show, pues le ha pedido a la gente que haya tenido seres queridos que murieron en guerra que le manden fotografías, para incluirlas en una sección del espectáculo, a manera de homenaje.

Venden hoy más boletos

Un puñado más de seguidores de Roger Waters podrán comprar hoy algunos boletos extra, pues OCESA, la empresa que lo trae a México liberará localidades de la mayoría de las secciones del Palacio de los Deportes.

"Normalmente se bloquean algunos lugares que no van a tener buena visibilidad. Pero ya se hizo el montaje y resulta que los lugares no son malos, que tienen buena visibilidad, así que los liberamos", dijo un vocero de la empresa promotora.

Aunque sin precisar la cantidad de boletos que venderán para cada una de las tres fechas en el Palacio de los Deportes, señaló que serán de las localidades A y B, de 3 mil 757 y 3 mil 85 pesos, respectivamente.

También liberarán algunos de las secciones D y E (879 y 429 pesos, respectivamente), pero advirtió al público que éstas tendrán visibilidad parcial del escenario.

Las cifras de la construcción

Roger Waters, miembro fundador de Pink Floyd se presentará esta noche con su The Wall Tour, en el Palacio de los Deportes.

En la primera mitad del show aparecerá la banda tocando mientras una pared se construye, y en la segunda mitad, el show multimedia se desarrollará justo detrás de ese muro, con pirotecnia, sonido cuadrafónico, proyecciones de video y muñecos inflables gigantes, entre otros efectos especiales.

Ancho de la pared: 73 metros

Alto de la pared: 10.83 metros

Profundidad de la pared: 45. 72 centímetros

Número total de ladrillos en la pared: 424

Ladrillos colocados en el show: 242

Ladrillos que se usarán en el tour en EU y Europa: 3 mil

Tiempo de construcción de la pared: 45 minutos

Número de bocinas: 172 en total, incluyendo submarinos, rodea y monitores.

Número de luces móviles: 82

Número de proyectores: 23

Camiones para transportar el montaje: 21

Carpinteros:16

Técnicos en iluminación: 5

De video: 5

De sonido: 6

De pirotecnia: 3

10/12/2010

Ziggy Rock on Stone Wall TV+ ...



Ziggy Rock on
Stone Wall TV+



Por: Claudia Coutiño Pèrez

Ziggy Rock on Stone Wall TV+ es el título basado en un juego de palabras que enmarca y engloba la obra completa de la nueva exposición en Expo Rock Gallery del fotógrafo mexicano Fernando Aceves y la aportación de trabajos de algunos artistas invitados, sobresaliendo la escena latina y anglosajona del rock en medio de contrastes y atmósferas captadas a través de la lente del artista visual a lo largo de dos décadas.

Crear, es una manera de construir y dejar huella…

Tras tomar la decisión de dedicarse a la documentación fotográfica a principios de los noventa, U2 sería de los primeros grupos de rock-pop internacionales que Fernando fotografiaría durante sus presentaciones en la Ciudad de México de forma análoga. Las giras “ZOO TV Tour” y “PopMart Tour” fueron captadas a través del sonido de cuatro hombres que llegaron a provocar una sobrecarga sensorial en el público mexicano, quedando el testimonial de una serie de fotografías en las que la luz “obturada” se encargó de plasmar la pasión, el dolor y sentimiento humano que emanaron de la oscuridad, unidos por un concepto.

El relato

Es sabido que la fotografía se expande en un tiempo interno de relato y se vuelve un espacio habilitado para contar algo que ha transcurrido en el tiempo. Paul McCartney, Kirk Hammett y James Hetfield son sólo algunos de los nombres que durante 1993 fueron captados por Fernando mediante una serie de fotografías que nos relatan parte de la transformación histórico-musical en México ante la apertura de los conciertos masivos con grandes personalidades del mundo del rock, convirtiéndose en parte importante y fundamental de la historia escrita sobre la fotografía documentada en México. Es así como la lente de Aceves nos acerca por primera vez a un ex Beatle en la “intimidad” de su gira “The New World Tour”, y al primer disco grabado en vivo por Metallica, “Live Shit”.

1994 significó otro año importante para Fernando al cubrir una de las giras más anheladas por el público mexicano, “The Division Bell”, con el grupo Pink Floyd. Se trata de un excelente trabajo que resalta la iluminación y nos refleja el entendimiento entre el arte visual y la música que emana cúmulos de sensaciones y sentimientos a través de los contrastes logrando una interesante aportación visual, social y cultural para la década de los noventa en México como escenario de historia, discurso y relato.

Invitado en abril de 1995 por Saúl Hernández, músico y vocalista de “Caifanes”, Fernando experimentaría una faceta más en la forma de tomar fotografías al viajar por carretera y documentar la gira de un grupo de rock mexicano por países como Colombia, Estados Unidos y México. De esta manera Aceves tiene la oportunidad de conocer las costumbres de un grupo fuera y dentro de los escenarios, plasmando una serie de imágenes que hoy en día pertenecen, por su valor histórico y trascendental, al infinito tiempo del instante sobre “El Nervio del Volcán”.

La fotografía como documento histórico de nuestros tiempos

Casi a finales del siglo pasado la fotografía dejó de ser una técnica y comenzó a ser apreciada como documento histórico de gran valor cultural en todo lo artístico y aceptada socialmente como parte de muchas investigaciones al constituirse como fuente visual crucial. De esta manera Fernando Aceves ha logrado documentar a lo largo de veinte años, en fase análoga y digital, distintos grupos y solistas de la escena del rock cerrando ciclos importantes en su carrera como fotógrafo profesional de música. Entre los citados podremos encontrar en esta exposición a Brian Johnson (vocalista de la agrupación australiana AC/DC), fotografiado por el artista visual en 1995 durante la gira “Ball Breaker Tour” en la Ciudad de México y en 2009 con la gira que marcará su retiro de los escenarios en mayo próximo, “Black Ice World Tour”. Del mismo grupo, aunque con un futuro un tanto incierto para sus seguidores, se puede apreciar al australiano y fundador de AC/DC, Angus Young, previo a una conferencia de prensa en 1995 y en su gira actual.

SCORPIONS es otro de los grupos de hard-rock incluidos en el amplio curriculum que Fernando Aceves posee, con una serie de fotografías que forman parte del disco en vivo “Live Bites” editado en 1995, siendo la presentación de su gira actual, “Get Your Sting and Blackout Tour”, la conclusión de un amplio trabajo fotográfico de extrema calidad que nos acerca, entre otros, al guitarrista y compositor Rudolf Schenker como pocas veces.

Sin duda, una de las mejores recopilaciones musicales hechas fotografía dentro de la escena latina del rock, es la realizada por Fernando al músico y compositor argentino Gustavo Cerati durante 1999 en su gira “Bocanada”, captando una serie de encuadres e iluminación que nos transportan intempestivamente a los sonidos sublimes de aquellos momentos empapados de texturas visuales y plagados de citas misteriosas.

Alejandro Lora es otro de los artistas que Fernando Aceves nos presenta en un recorrido musical a través de la lente durante 30 años reunidos en una sola noche de 1998.


El pincel transformado en lente

Fotografía significa pintar con luz, y toma un sentido más real cuando en estas se logra dar vida, una de las varias características que definen al mexicano Fernando Aceves como fotógrafo logrando un plus en su trabajo que pocas veces se puede apreciar en la música. Así mismo lo han llegado a definir grandes personalidades, tal es el caso del músico y compositor británico David Bowie quien en 1997 fue fotografiado por Fernando en distintos lugares de la Ciudad de México y durante su concierto ofrecido con la gira “Earthlink”. Cabe destacar aquella fotografía que le ha dado la vuelta al mundo en donde “el camaleón” hace gala de su apodo y aparece camuflado entre los rostros pintados en el impresionante mural del respetado artista mexicano Diego Rivera, en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. Una fotografía casi pictórica en la que Fernando Aceves integra a Bowie en la composición del mural como un personaje más.

Instantes de la imagen

Cada vez que se registra una imagen se congela un instante, y en 1995 sucedió tal cual durante la filmación del video “I Go Wild” de los Rolling Stones en el Ex Templo de San Lázaro, Barrio de la Candelaria, en la Ciudad de México. Gracias a un problema surgido con el fotógrafo que traía el grupo en ese entonces, Fernando Aceves tuvo la oportunidad de capturar a los Rolling Stones y documentar un hecho que pocos saben y conocen con exactitud, registrando instantes de una secuencia fotográfica que nos revela momentos realmente interesantes, los cuales, estarán exhibiéndose por un tiempo en Expo Rock Gallery junto con otras imágenes que abarcan la gira “Bridges to Babylon” de 1998.

Cabe destacar que dentro de la exposición Ziggy Rock on Stone Wall TV+, también se tendrá la oportunidad de apreciar a otros grupos y solistas como: Radiohead con su gira “In Rainbows”; Charly García en su gira “El Aguante”; Fito Páez en su primera presentación dentro del Auditorio Nacional de la Ciudad de México en noviembre de 2010; Roger Waters en Guadalajara presentando la gira “The Dark Side Of The Moon”; El Gallo Gass, un personaje que difícilmente se llega a ver dentro de una exposición fotográfica; Enrique Bunbury durante el tour “Round América 2002”; Jon Bon Jovi y Kiss con su última gira “Hottest Show On Earth”.